home

“La psicoterapia es una confrontación con uno mismo, donde más que una lucha ha de haber una reconciliación.”

(Vicktor Frankl)

“Todo lo que no ponemos en palabras el cuerpo lo manifiesta de otro modo.”

(Sigmund Freud)

Cuándo ir al psicólogo

Decidir ir al psicólogo, aunque a veces asuste, no es un acto de debilidad, ni significa reconocer un fracaso. Al contrario, es una decisión inteligente, valiente y madura. Hay situaciones y momentos difíciles de afrontar, en los que nos sentimos atrapados con gran dolor y carga emocional, en los que el apoyo y tratamiento psicológico es la vía para encontrar los propios recursos, re-situarse, asimilar y salir fortalecido. Las emociones reprimidas, tarde o temprano afloran, igual que los sentimientos no expresados que se acumulan en nuestro inconsciente. Se crea un patrón repetitivo tanto de sentimientos, pensamientos y comportamientos que generan un gran obstáculo para uno mismo.

Decido ir al psicólogo para…

• Disponer de un espacio seguro y confidencial, así como de tiempo personal exclusivo para mí mism@.

• Comprender qué sucede, profundizar en mis necesidades y deseos.

• Ser escuchado sin ser juzgado.

• Adquirir un punto de vista más objetivo e integral, tomando distancia.

• Conocerme mejor y desarrollar empatía.

• Aprender a gestionar mis emociones, pensamientos, conductas y manejarme mejor en situaciones difíciles.

• Desarrollar habilidades para problemas actuales y futuros.

Solicitar ayuda es, en definitiva, una muy buena forma de cuidarse y dedicarse atención para descubrir, conocer y comprender las causas que impiden disfrutar de todo el potencial en momentos de bloqueo, cuando se necesita mejorar el estado emocional o no se consigue superar ciertas experiencias de vida.

“La psicoterapia es una confrontación con uno mismo, donde más que una lucha ha de haber una reconciliación.”

(Vicktor Frankl)

“Todo lo que no ponemos en palabras el cuerpo lo manifiesta de otro modo.”

(Sigmund Freud)